.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

viernes, 19 de abril de 2013

El poder de la música

Hay momentos en que siento que sólo la música nos puede salvar de todos los males y todas las penas. Y el vídeo y el poema que incluyo a continuación expresan muy bien este estado de ánimo que me invade estos días.

Cuando algo no va bien la música nos puede arrancar una sonrisa.




A la música.
Robert Herrick (1591-1674)

Encántame, adorméceme y consúmeme con tus deliciosas armonías;
Déjame arrebatado alejarme en tranquilos sueños.
Alivia mi mente enferma, adorna mi lecho,
Tú, poder que puedes librarme de este dolor;
Hazlo rápidamente, aunque no consumas mi fiebre.

Con dulzura, tu conviertes su fuego voraz en una llama cálida,
Y luego la haces expirar; ayúdame a llorar mis penas,
Y concédeme tal descanso que yo, pobre de mi,
Crea que vivo y muero entre rosas.

Cae sobre mí como un rocío silencioso,
O como esas lluvias virginales que en la aurora
Esparcen su bautismo sobre las flores.
Diluye, derrite mis sufrimientos con tus suaves acordes;
Que yo pueda entre deleites abandonar esta luz,
y alzar mi vuelo hacia el Paraíso.