.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

martes, 30 de septiembre de 2014

Saboreando y recomendando POESÍA...

Me encantan esos instantes en los que puedo consumir POESÍA, oler cada verso y saborear las sensaciones que cada estrofa despierta en mi interior.
Valoro cualquier libro de poesía que caiga en mis manos y, últimamente, me está gustando conocer las obras literarias actuales que están publicando algunos amigos blogueros. Tanto es así, que he decidido plasmar en mi blog algunos fragmentos de libros que recomiendo y que a mí me han llegado especialmente.
Hoy saboreo y recomiendo la poesía de Marcos Callau y, concretamente, su obra Concierzo de viento (12 poemas + 1 vendaval), libro que comienza con un poema que hace referencia a Los pájaros del cierzo, con un fragmento que podéis escuchar a continuación:




Reconozco que todos los poemas del libro están repletos de sensibilidad y es difícil quedarse con unos pocos. Aún así, voy a elegir tres que me fascinan:

Nuestros rostros frente al espejo

Acércate.
Anida
sobre mí.
Tu nuca en mis labios,
apoya tu espalda
contra mi pecho
y mírate, míranos,
nuestros rostros frente al espejo.

Mueve tus caderas,
déjame comprender el ritmo,
la música que escuchan tus oídos,
en el silencio carnal
de nuestro aliento.
Marca tú los pasos
de este baile inmortal,
deja que pellizque tu placer,
perfile tus labios, sin dedos
y mírate, míranos,
tú danzando sobre mí,
yo esclavo de tu pausa
y nuestras miradas encendiendo
dos rostros frente al espejo.

Otro poema precioso es Gentle rain, que podéis escuchar en voz del propio autor:



Y Ser-te es uno de esos poemas que prácticamente se pueden tocar, por la intensidad que transmiten sus palabras:

Ser-te

Yo quisiera nacerte  
o, al menos, llegar caminando
a la arista de tu amanecer,
a tu origen,
para así conocer tu esencia,
tus miedos
y saber cómo lames tu soledad
cuando te vulnera, sin previo aviso,
entre las sábanas del invierno.

Quisiera llenarte de primavera
los desvanes que colmas de amantes
y los hastíos que mitigas con tus labios.
Yo quiero ser una audacia de pavesa
hecha hoguera,
encender la candileja que prende de tus dedos,
ser tú y vulnerarte
o, al menos, iluminar las palabras
que te dicta la noche
cuando decides caminar por la cuerda floja,
en la arista de la luna.


Podría incluir también en este post Albada o Les amants, que me fascinan. Pero no se trata de que transcriba yo aquí gran parte del libro...
Sin embargo, espero que a los amantes de la poesía os haya encantado compartir estos poemas de Marcos y, si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis la dirección de su blog, http://www.altiempodetenido.blogspot.com.es/ , donde Marcos Callau nos deleita con más poesía.
 Y, ¿por qué no? Os animo a comprar el libro, jeje (pero que conste que esto no está pactado con el autor, ¿eh?).