.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

miércoles, 9 de junio de 2010

Sensaciones de un día diferente

Quiero empezar este post con un poema que define el sentimiento opuesto de lo que yo siento en estos momentos que estoy escribiendo.

MONOTONÍA (poema de Kavafis)
Sigue un día monótono a otro día igualmente monótono, idéntico.
Las mismas cosas sucederán de nuevo, una y otra vez - las mismas circunstancias
nos toman y nos dejan.
A un mes sigue otro mes igual.
Lo que vendrá fácilmente se adivina;
serán las mismas cosas de ayer.
Y el mañana nunca parece ese mañana.

¿A cuántos de nosotros nos suenan estas frases cargadas de rutina? ¿Qué hacer para evitar esto? Simplemente, hay que dejar de ser cómodos y luchar por una variedad en nuestras vidas (y sí, está claro que es más fácil decirlo que ponerlo en práctica, pero al menos hay que intentarlo). Yo hoy aprovecharé para ver a gente que hace tiempo que no veo, gracias o "por culpa" de un examen que he acabado apenas hace unos momentos. Hoy siento que he cambiado mi rutina y sé que dentro de dos semanas aproximadamente todavía cambiará más.

Tras una larga noche de despertares continuos, inquieta por el examen que a la mañana siguiente (hoy) debería afrontar, en estos momentos (pero no cuando vosotros estéis leyendo el post) me encuentro en un lugar cargado de recuerdos.
El temido examen ya ha pasado con cierta satisfacción (al menos con la alegría de que ya haya terminado) y estoy sentada junto a mi ordenador en la Biblioteca en que, años atrás, pasaba mis penurias de estudiar Oposiciones, momentos que ahora recuerdo con cierta sonrisa en la boca (pues aquello ya fue prueba superada, aunque sin olvidar el duro trago que supone enfrentarse a semejantes exámenes). Después de las sesiones de estudio, tras una jornada de trabajo, llegaban las sesiones de cine, en aquel entrañable Cine Roma, que siempre recordaré con gran entusiasmo. [Ups, acabo de ver a dos antiguas alumnas del curso pasado (los recuerdos aumentan)].
Decía que el Cine Roma era un lugar donde pasaba ratos inolvidables, viendo películas en versión original. Se trata de un cine enorme y muy antiguo donde no solíamos acudir más de 15 personas (una pena, porque era más barato que las salas de los cines del Centro Comercial) sin embargo, cada sesión allí, valía la pena (desde mi punto de vista).
Y, tras este cúmulo de sensaciones, vuelvo a abrir el libo de Poesías Completas de Kavafis para compartir con vosotr@s otro poema que a mí me gusta mucho:

HE DADO AL ARTE

Me siento y medito. He dado al arte
deseos y sensaciones - entrevistos
rostros y líneas; y de deseos no cumplidos
la borrosa memoria. Dejad que a él me entregue.
Es él quien da Forma a la Belleza;
completando la vida con toque imperceptible,
combinando percepciones, combinando los días.

Espero, dentro de no demasiado tiempo, poder entregarme al arte (cuando disponga de algo más de tiempo) y, con ello, completar mi vida de manera imperceptible.
Un saludo a tod@s!

12 comentarios:

Amelia dijo...

Kavafis genial !!!

Y tu entrada, me ha transportado a ambientes tan, tan, tan queridos...

Maravillosos días diferentes...

Un beso.

ANRO dijo...

Naturalmente estoy de acuerdo contigo. Ese poema que ilustra la rutina no va conmigo ciertamente.
Cuando hablo con personas que no saben qué hacer con su tiempo me da ganas de zarandearlos y decirles lo muchísimo que pueden hacer por descubrir nuevas cosas.
Me alegro que te guste el arte, amiga, yo he zampado Arte estos días por todos los sentidos y no me he indigestado. Es un placer volver a leer a los amigos.
Un abrazote.

Noe dijo...

Me han gustado mucho ambos poemas, al igual que tu entrada.
He recordado viejos tiempos en los que yo también estudiaba y pasaba nervios y noches no muy agradables. Justo hoy he coincidido con una amiga (que todavía sigue estudiando) y me ha comentado que ayer comenzó exámenes y ya tenía esa sensación de ahogo continuo que todos hemos sentido.
Afortunadamente yo no puedo decir que mis días sean rutinarios, más bien lo contrario, nunca sé que me deparará el mañana. Al levantarme me pregunto: ¿qué puedo hacer hoy?
En cambio cuando miro hacia el pasado si veo que mi vida ha seguido una rutina con muy pocos altibajos de pequeño nivel.
Tal vez haya llegado el momento de dar un gran salto y romper con la cotidianedad.
Tu entrada me ha inspirado mucho, y el primer poema me ha encantado pero me ha hecho reflexionar acerca de mi vida y como la estoy usando.
Muchas gracias por tus siempre encantadoras e interesantes reflexiones.
Un beso enorme y un abrazo!!! (jajaja)

Ryoga dijo...

tener una vida muy rutinaria es muy aburrido,en la medida de lo posible hay que evitar que eso pase.me alegro de que ya pasaras ese examen y todo fuera bien

Laura dijo...

Mucha suerte en tu faceta estudiantil. La que no necesitas para darle la vuelta a la rutina y convertirla en días diferentes y variopintos.

Un saludo.

Crowley dijo...

Lo más triste de vivir en la rutina, es ser consciente de ella y saber que no podrás escapar de sus frías y mortales garras, que se cogen a tu corazón y a tu alma con una fuerza tal que pareciera que te desgarra.
He conocido a mucha gente así y desde luego sus ojos están muertos de luz. Por suerte, aunque nuestras vidas van regidas por uan serie de patrones difícilmente quebrantables, yo, en lo personal, trato de disfrutar cada día cocmo el último y traato de evadirme en la medida de lo posible, si no físicamente, sí mentalmente.
Un abrazo

MucipA dijo...

Hola, Amelia!
Todos tenemos días difíciles y momentos que no olvidaremos. Me alegro de haberte transportado a ambientes queridos.
Besossss

MucipA dijo...

Bienvenido, ANRO!
Ya he leído tu blog y queda patente que has disfrutado del arte y de un viaje maravilloso en general.
Tú de rutina nada, eso está fenomenal.
Un abrazo.

MucipA dijo...

Hola, Noe!
Desde luego esta semana no has tenido rutina, porque esperaba poder hablar más contigo y ha sido difícil, aunque yo también tengo gran parte de culpa, a ver si los días tan ocupados van cesando poco a poco.
Ah! Hazme un hueco en tu consulta de fisioterapeuta la semana que viene, que necesito un masaje relajante con la música "Man of fire" de fondo, jejeje (eso ya será mucho pedir).
Espero que dés ese gran salto cuando llegue el momento y estar cerca para que me lo cuentes.
Los días de estudio son duros, pero cuando pasan te sientes renovada y, cuando apruebas, sientes que los esfuerzos han valido la pena (y, si suspendes, pues lo vuelves a intentar...). Lo que no hay que hacer es acomodarse y tirar la toalla. Tú ya sé que lo de los estudios lo llevas muy pero que muy bien. Yo no me puedo quejar tampoco, la verdad.
Un abrazo enorme y hablamos pronto! Besos!

MucipA dijo...

Gracias, Ryoga!
Todavía no sé la nota y tardaré en saberla, pero salí con buen sabor de boca.
Un saludo.

MucipA dijo...

Gracias, Laura!
Mi faceta estudiantil podría haber finalizado ya tras las Oposiciones, pero siempre acabo apuntándome a idiomas, es algo que no puedo evitar, a ver si algún día lo consigo, porque si no la agenda se va llenando demasiado...
Un saludo.

MucipA dijo...

Hola, Crowley!
Eso está muy bien, por lo menos mentalmente hay que tratar de buscarle esa chispa a la vida, porque si no nuestras ilusiones se apagan y todo carece de sentido.
Un abrazo y hasta pronto!