.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cumpliendo promesas

Después de haber indagado un poco más sobre la película de la que escribía la semana pasada, Mis tardes con Margueritte, he decidido incluir en este post unas pocas páginas que he encontrado en internet (en pdf) del inicio del libro en el que se basa el film (si os interesa leerlas sólo tenéis que pinchar aquí).
También os diré que la película me ha inspirado un soneto que os transcribo a continuación, acompañado de algunos fotogramas del film en los que me he fijado para escribir el poema.


TARDES CON MARGUERITTE

Por las tardes salgo a contar palomas,
Margueritte en el parque está sentada
y allí recibo su tenue mirada
dejando atrás un bar lleno de bromas.

En mi mente han cesado las locuras,
la taberna me llega incluso a aburrir
y al alcohol no necesito recurrir,
pues me sacian más las sabias lecturas.

Hoy no añoro nada de mi infancia,
fui niño sin conocer la ternura
y bien acompañado de ignorancia.

Dos mujeres me tratan con dulzura,
lo que llena mi vida de importancia
y así borran mi pasada amargura.





































Bueno, ya os dije que suelo escribir poemas sin rima y me apetecía construir un soneto con su rima tradicional un día de estos. Ese día ha sido hoy y la inspiración no ha dado para más...

24 comentarios:

Marcos Callau dijo...

¡Qué bonito te ha quedado este soneto, Mucipa!...¡Enhorabuena!. Tiene lo esencial que debe tener, en mi opinión, un soneto: un final estupendo. además está muy bien construido. Felicidades y sigue "sonetizando"

Pepe del Montgó dijo...

No he contado las sílabas del soneto como me enseñaron cuando estudiaba literatura en el bachillerato, pero ahora pienso que puedo pasar de eso y disfrutar de los versos que me han gustado. Además tiene ese tono crítico-íntimo que recuerso me dijeron que tenían la mayoría de los sonetos.

ANRO dijo...

Digo lo mismo que Pepe, yo tampoco he contado las sílabas, y honestamente no recuerdo cuántas componían un soneto...me viene a la memoria el tantas veces citado de Lope.
Mira, amiga mía, tu soneto tiene lo que hay que tener, es decir, alma. Tú quieres transmitir eso cuando escribes uno de tus post, y a fin de cuentas es lo que importa a los que te leemos. Ocurre que en estos vericuetos de internet no conocemos a las personas que trazan un as lineas escritas. A mí me importa mucho más lo que queda entre esas líneas. Si sabemos leerlas sabremos cómo son estos amigos anónimos y entonces tendremos doble placer: por lo escrito y por las líneas invisibles de su alma que quedan enganchadas en el post.
Un abrazote.

Aldabra dijo...

Es estupendo que la película te haya inspirado tantas cosas. Yo ya tengo lista la peli para verla. Ya te contaré. Biquiños.

patricia piruletadecorazon dijo...

que bonito!

Jack dijo...

Me he visto en la lista de blogs que sigues y me ha hecho mucha ilusión, uno siempre piensa que son pocos los que le leen. Conozco la terraza Jayan, el cine de abajo, el autocine y el cine de verano que había en el Arenal. Lo cierto es que en verano veía muchas películas que se me habían pasado durante el curso. Me alegro de encontrarte.

David dijo...

A mí no me ha gustado mucho (pero eso sólo quiere decir eso mismo)... De todas formas me has interesado por la peli, que no he visto (lo del enlace son 24 páginas y tengo ya muchas lecturas).
Un saludo.

mi nombre es alma dijo...

No hay nada como una buena compañia para desprenderse de la desesperanza.

Almanzurbillah dijo...

... tu soneto es inspirado por la película pero me parece adivinar entre sus endecasílabos, como no puede ser de otro modo, luces de tu historia... Un abrazo.

abril en paris dijo...

La pelicula tiene toda la pinta de ser de esas que te llegan y conmueven... Tu poema dice más de ti que de la historia. Sensible y tierna.
Un gusto leerte.

Un abrazo :-)

Boris dijo...

te quedo muy bien el soneto,se ve que la pelicula te ha gustado mucho como para llegar a escribir algo asi

MucipA dijo...

Marcos Callau:

Me alegra que pienses así, no es mi forma habitual de escribir poesía y he sacrificado mi "estilo propio" -si se puede llamar así- en función de la rima.
Gracias por tus palabras.

MucipA dijo...

Pepe del Montgó:

Jeje! He intentado ceñirme estrictamente a la estructura tradicional del soneto sin salirme ni una sílaba de los endecasílabos. Me alegra que le hayas encontrado a este soneto su tono crítico-íntimo.
Un abrazo desde cerca del Montgó!

MucipA dijo...

ANRO:

Al leer tu comentario me han entrado unas ganas inmensas de coger un avión e ir a darte un abrazo a las Canarias. De verdad que así da gusto escribir posts y continuar escribiéndolos durante mucho tiempo. De momento lo que más intento cada vez que escribo una entrada es transmitir lo que buenamente puedo y compartirlo con vosotr@s. Cuando eso deje de ocurrir seguramente el blog dejará de existir.
Un abrazote de esos enormes!!

MucipA dijo...

Aldabra:

¡Qué bien que tú y Congo la hayáis conseguido! Ya me contarás. A mí ya ves que me gustó bastante y me transmitió muchas sensaciones desde la sencillez y la humildad de sus personajes principales.
Biquiños!

MucipA dijo...

patricia piruletadecorazon:

Gracias, clarinetista!

Un abrazo musical!

MucipA dijo...

Jack:

Vaya, siempre alegra un montón encontrar a personas que conocen el entorno en el que vives en el presente, pues yo hace poquito que vivo en La Marina, pero no me importaría quedare el resto de mi vida. Un placer para mí encontrarte también y tenerte entre mis blogs favoritos.
Te leo pronto.

MucipA dijo...

David:

No suelo escribir sonetos y hace tiempo dije que escribiría uno y me he esforzado porque no se saliera ni una pizca de la estructura pura del soneto tradicional. Eso ha hecho que forzara la rima de cada final de verso como habitualmente no suelo hacer cuando escribo algún poema y tal vez no me ha quedado tan natural. Pero no deja de ser sincero y no importa que no te guste. Supongo que el resto de poesías que he publicado en mi blog en entradas de hace tiempo tampoco serían de tu agrado. De todos modos en la diversidad de opiniones se encuentra el interés y el enriquecimiento de las personas y soy de las que pienso que una poesía o te gusta o no te gusta y no hay más así que, si a ti no he transmitido nada, pues está bien así.
Por lo menos te has interesado por la peli y eso ya es suficiente para mí. Y para nada te tienes que leer las 24 páginas, ni tú ni nadie, sólo puse el enlace por si alguien quería conocer un poquito del libro en el que está basado la película, lo encontré por internet y me pareció que completaba la entrada de forma apropiada.
Un saludo.

MucipA dijo...

mi nombre es alma:

¡Tu comentario si que tiene alma! Nunca mejor dicho...
Gracias por estar siempre ahí.
Un abrazote!

MucipA dijo...

Almanzurbillah:

Bueno, realmente he intentado ponerme en la piel de Germain, el personaje principal de la película, para escribir este soneto, pero claro, a fin e cuentas lo he escrito yo y seguro que en la forma de escribir hay un trocito de mí.
Un abrazo.

MucipA dijo...

abril en paris:

La película sí que me conmovió bastante, por eso le he querido dedicar un soneto que, aunque está basado plenamente en el film, tiene mi huella dactilar implícita.
El placer es mío por contar con tus comentarios y tus visitas en mi blog.

Un abrazo :-)

MucipA dijo...

Boris:

Me alegra que te guste. La película me llegó bastante y ha sido la excusa para escribir el soneto que prometí hace tiempo y poder compartirlo con vosotr@s, así como tratar de que os intereséis por el film.

Aldabra dijo...

esta tarde, en cuantito coma, me pondré a ver la película, ya estoy deseando, la verdad.
biquiños,

MucipA dijo...

Aldabra:

Ya me contarás qué tal.
Disfrútala!

Biquiños