.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

sábado, 4 de agosto de 2012

El niño de la bicicleta


El niño de la bicicleta es un drama de los hermanos Dardenne que muestra de una manera sencilla y natural los  sentimientos de un niño de once años que, en plena preadolescencia, ha sido abandonado por su padre en un centro de acogida. El niño, Cyril, pronto será acogido por una peluquera que verá amenazada la relación con su novio precisamente por los continuos problemas de conducta del niño. 
Cyril busca a su padre y realiza varios intentos de que éste le llame y lo acepte en su vida, pero el chico nunca obtiene una respuesta positiva por parte de su progenitor que está más interesado en rehacer su vida y casarse con una nueva chica que en asumir la responsabilidad de la paternidad y cumplir con su papel de padre.
La continua crueldad del padre empeora la actitud del niño y esto acrecienta el sufrimiento de la mujer que se hace cargo de Cyril.
Estamos ante una película de temática social que aborda un argumento usual, pero contado sin artificios, con la delicadeza y espontaneidad del cine belga, una película que fue ganadora del Gran Premio del Jurado en Cannes (ex aequo) y cuyo trailer incluyo a continuación.


PD: también destaco el uso particular de la banda sonora. Se trata de una película acompañada en todo momento del sonido natural con contados instantes de brevísimos fragmentos en los que se utiliza el Concierto para Piano nº 5 de Beethoven, "The Emperor", momentos en que se quiere acentuar un sentimiento pero siempre sin caer en la emoción fácil.

Si no habéis escuchado este concierto de Beethoven no os lo podéis perder. ¡ES ADMIRABLE!
Aquí tenéis la prueba:



10 comentarios:

Aldabra dijo...

le tengo muchísimas ganas, desde hace tiempo, a esta peli.

biquiños,

abril en paris dijo...

Hay que ver cuántas peliculas tengo que añadir a mi lista.
Una pieza magnífica, desde luego eleva la categoria del film, supongo.
Las notas del piano parecen arrullarnos..:-D

Un beso veraniego

MucipA dijo...

Aldabra:

En ese caso espero que pronto disfrutes de esta película tanto como lo hice yo.

Biquiños!!

MucipA dijo...

abril en paris:

La música en esta película es más bien escasa y por eso cuando suena esta magnífica pieza de Beethoven aunque sea durante pocos segundos transmite una sensación sublime.

Mi lista de películas por ver es interminable, aunque viviera hasta los 100 años creo que no podría verlas todas, así que se hace lo que se puede, jeje.

Un besito.

Boris dijo...

Pese a que ganó en Cannes reconozco que no me suena la película, el año pasado no debí prestar mucha atención al festival.

Aunque sea poco tiempo solo el hecho de incluir esa maravillosa obra en la banda sonora ya le da mayor prestigio. Creo que es un concierto precioso y de las piezas que más me hace disfrutar y que nunca me canso.

Siempre que lo escucho inevitablemente me vienen a la mente las ultimas escenas de Amor inmortal donde incrustaron el tema magistralmente

MucipA dijo...

Yo tampoco he escuchado prácticamente hablar de esta película y me alegro de haberla descubierto aunque sea posteriormente a su estreno.

Respecto al concierto para piano de Beethoven para mí es de los mejores y tampoco me canso de escucharlo. Evidentemente el uso que se le da en Amor Inmortal es de mayor protagonismo que en la película que comento pero, así y todo, esos acordes iniciales son inconfundibles.

Myra dijo...

Me han hablado muy bien de esta peli, no la he visto. La apunto.

Ay ese concierto para piano...es precioso. Escucharlo es puro relajo.

Un beso

MucipA dijo...

Myra:

Hay tantas pelis que valen la pena... y ésta es una de ellas.

El concierto de Beethoven produce sentimientos grandiosos, a mí me encanta.

Un beso.

Marcos Callau dijo...

Gracias por regalarnos esta pieza musical. Un lujazo.

MucipA dijo...

Marcos Callau:

Es un honor compartir esta música con gente como tú.