.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

martes, 13 de noviembre de 2012

¿Desenfocado o contagiado?

No sé qué sería mejor (o peor), si levantarse de la cama y encontrarte con la situación de que todos te ven borroso, como si estuvieses desenfocado, o levantarte de la cama, irte al médico y convertirte físicamente y psicológicamente en el doctor que te está atendiendo.
Tanto una como otra situación responden a dos guiones de dos películas del siempre admirable Woody Allen: Desmontando a Harry (1997) y Zelig (1983).

Desmontando a Harry tiene un argumento donde se mezcla la ficción y la realidad, siempre con ese toque autobiográfico de Allen, con mucho sentido del humor y un fondo profundo de reflexión que habla sobre la vida de un hombre que no puede funcionar en la vida y sólo funciona en el arte, una historia triste que en su interior es muy alegre si aprendemos a desmontarla. Una historia realmente original.



Zelig, en cambio, es un falso documental sobre la vida de un hombre camaleónico (de finales de 1920) que adopta la personalidad y físico de aquellas personas con las que se relaciona. Para mí la película está tan bien realizada y es tan creativa que me resulta difícil creer que es ficción a pesar del argumento "caricaturesco".


En definitiva, dos películas muy divertidas con un toque sorprendente y un carácter verdaderamente trascendente.

PD: No me gusta "destripar" el argumento de las películas, simplemente nombrarlas y llamar vuestra atención por si os animáis a verlas u os apetece recordarlas.

10 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Qué grande "Desmontando a Harry", buenísima reflexión y mejor película, además de esas que ganan con las visualizaciones. Una lección de ingenio en el guión. Y de sus situaciones, quizás de las mejores sea la del hombre desenfocado, original y divertida como pocas. Mira que soy fan de Woody Allen pero justo Zelig fue de las que menos me gustó de él, aunque también te diré que la vi con 17 años y a lo mejor con el tiempo sí que me acaba gustando, será cuestión de volver a intentarlo... :-)

Un abrazo!!

Aldabra dijo...

pues no conozco, ni siquiera me suenan estas películas de Allen, ¿cómo puede ser eso?... y soy bastante fan de Allen, la verdad, incluso leí algunos de sus libros y me gustaron mucho.

biquiños,

abril en paris dijo...

Has hecho bien contraponiendo las peliculas de Mr. Allen y así además nos dejas con las ganas de revisarlas.
Éstas son de las que puede estar orgulloso el de Brooklyn.

Un beso

Chelo dijo...

A mi familia le gusta mucho Woody Allen seguro que la hemos visto aunque no las recuerdo, tengo memoria fotográfica y hasta que no las empiezo a ver no me acuerdo de ellas.
Un abrazo

Boris dijo...

Desmontando a Harry es muy famosa pero nunca le he visto, creo que he cometido un error porque se ve muy original y divertida.

Zelig no me sonaba, de ese trabajo nunca había oído hablar y es extraño porque es otra historia muy original y no recuerdo nada parecido.

El problema de Woody es que tiene una filmografia tan extensa que verlo todo se hace muy dificil

MucipA dijo...

atticus' daughter:

Yo he visto las dos películas hace poco y Zelig me ha parecido también muy original, pero la escena del hombre desenfocado de Desmontando a Harry es, sin duda, de las mejores.
La verdad es que el humor de Woody Allen me divierte mucho.

Gracias por la visita y un abrazo enorme.

MucipA dijo...

Aldabra:

Pues si no has visto estas dos películas te las recomiendo porque te encantarán si eres fan de Woody Allen. ¡No te las puedes perder!

Biquiños.

MucipA dijo...

abril en paris:

Normalmente soy yo la que me quedo con las ganas de ver las películas que tú propones y aprendo mucho sobre cine clásico.
Pero ahora me gusta recordarte Zelig y Desmontando a Harry y que te entren ganas de revisarlas.

Un besote.

MucipA dijo...

Chelo:

Pues si tienes ocasión de volver a ver alguna de las dos y ya las has visto seguro que te traen muy buenos recuerdos.
Yo me estoy aficionando cada vez más a las películas de Allen, pero tengo muchas por ver.

Un fuerte abrazo.

MucipA dijo...

Boris:

Sí que es cierto que Woody Allen tiene tan gran filmografía que cuesta ver todas sus películas, pero éstas dos para mí son buenísimas (aunque no son actuales) y por eso no he dudado en recomendarlas. Creo que te gustarían.