.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

lunes, 14 de febrero de 2011

El hombre en busca de sentido

El doctor Frankl, psiquiatra y escritor, solía preguntar a sus pacientes aquejados de múltiples padecimientos: "¿Por qué no se suicida usted?". Y, muchas veces, de las respuestas extraía una orientación para la psicoterapia a aplicar: a éste, lo que le ata a la vida son los hijos; al otro, un talento, una habilidad sin explotar; a un tercero, quizá, sólo unos cuantos recuerdos que merece la pena rescatar del olvido...

El hombre en busca de sentido
, de Viktor Frankl no es un libro de autoayuda ni nada por el estilo. Desde mi punto de vista, tampoco es un libro de psicología, si bien su apéndice se titula Conceptos básicos de logoterapia y trata de una manera específica y un poco técnica (para los que no somos psicólogos ni psiquiatras) el tema de la logoterapia (según wikipedia una modalidad de psicoterapia que propone que la voluntad de sentido es una motivación primaria del ser humano, una dimensión psicológica inexplorada por paradigmas psicoterapéuticos anteriores, y que la atención clínica a ella es esencial para la recuperación integral del paciente). Más información: http://es.wikipedia.org/wiki/Logoterapia



Para mí, este libro de Viktor Frankl es uno de los mejores libros que he leído sobre el Holocausto. En él se narra la experiencia directa de un ser humano que pasó tres años de su vida en un campo de concentración, donde perdió a su familia.
El psicólogo austriaco nos narra y describe con cautela capítulo a capítulo (en tan sólo 116 páginas) temas como la crueldad con que los kapos trataban a los prisioneros en los campos de concentración, el alto grado de desnutrición, los cambios de humor en el "campamento", la psicología de los guardias, el sufrimiento, la última voluntad de algunos prisioneros y la liberación de los supervivientes, para pasar finalmente a un apéndice con "Conceptos básicos de logoterapia" supongo que muy interesante para los entendidos en psicoterapia o para los que quieran profundizar un poco más en la materia.Yo confieso que esta parte la he leído un poco por encima, sin pararme demasiado en aquellos párrafos específicos con nombres de autores desconocidos para mí, aunque también digo que al menos ahora me suenan nombres de algunos autores que anteriormente ni siquiera hubiese relacionado con el campo de la psicología.

Sin duda, un libro interesante que engancha y que yo descubrí gracias a mi amiga Noe -ella fue la que me lo recomendó y me lo prestó- y a quien dedico, como agradecimiento, este post.

20 comentarios:

patricia piruletadecorazon dijo...

la verdad que ultimamente no tengo mucho tiempo para leer, pero lo apuntare en mi lista de libros!
como va todo? besitos!

Pepe del Montgó dijo...

¿Y nadie le tomó en serio la orientación al suicidio? Es bueno que se nos recuerde de vez en cuando lo ocurrido en los campos de concentración. Y pensar que hay gente que afirma que esos campos no existieron nunca.

Marcos Callau dijo...

Vaya!, resulta muy atrayente este libro, depués de leer tus palabras. La historia, bien merece echarle un vistazo. Siempre viene bien mirar las motivacones que te atan a la vida. Besos.

Anónimo dijo...

Pues sí que tiene buena pinta. Biquiños,
Aldabra

ANRO dijo...

En relación con lo que dice el amigo Pepe, he leído hace poco que cuando los americanos entraron en los campos de concentración nazis y vieron las atrocidades allí cometidas mandaron hacer fotos y películas a mansalva. Alguien dijo que era necesario porque seguramente habría gentes en el futuro que negarían el holocausto. Desgraciadamente eso fue profético.
Buena recomendación amiga Mucipa.
Un abrazote.

Forner dijo...

Tomo nota. Que no solo leo novela fantastica, eh?

Boris dijo...

parece muy buen libro,trata sobre un tema muy intersante. de logoterapia no se gran cosa asi que también estará bien para aprender un poco sobre la materia. una vez más gracias por tus recomendaciones

abril en paris dijo...

Para anotarlo sin duda. Es curioso la negación de los hechos. Eso de borrar el pasado para exculparse o disculparse ¡ es tremendo..! Bien hicieron en fotografiar todo lo que encontraron y aún así..¡ todavia lo ponen en duda !
¡ Increible..!

Un besito :-)

Noe dijo...

Iba a entrar y quejarme de que todavía seguía prestándote el libro, ya que no me lo habías devuelto, pero me callo porque esta misma tarde ha vuelto a casa!
Me alegro que te haya gustado, es una visión muy distinta del campo de concentración puesto que debido a su formación, Frankl supo mantener la cabeza fría en sus estudios y quizá eso fue lo que le hizo sobrevivir.
Recomiendo a todos que lo lean!
Es más, puede que ahora que ha vuelto a caer en mis manos yo también lo relea y saque nuevas conclusiones.
Un beso!

MucipA dijo...

patricia piruletadecorazon:

A mí también me cuesta encontrar tiempo para leer todo lo que me gustaría, por eso no son abundantes mis reseñas sobre libros pero, cuando encuentro uno que vale MUCHO la pena, no dudo en recomendarlo.

Me va bien, gracias!!

Un abrazote y un besito!

MucipA dijo...

Pepe del Montgó:

Me parece absurdo que haya gente que niegue la existencia de los campos de concentración para encubrir una verdad del pasado muy triste y cruel. Los "kapos" de los campos de concentración son los que deberían suicidarse después de cometer tales aberraciones...

MucipA dijo...

Marcos Callau:

El enfoque de este libro hacia el sentido de la vida le da un toque filosófico-psicológico muy interesante. Además, muchas veces al leer a mi me ha pasado que me he imaginado a mí misma en la horrible situación de estar en un campo de concentración.
Una lectura más que recomendable.

Besos.

MucipA dijo...

Aldabra:

Doy fe de ello.

Biquiños

MucipA dijo...

ANRO:

Realmente resulta impensable que se quiera ocultar una fase de la historia tan desgarradora, aunque todas las películas y libros sobre el holocausto dejan constancia de que los hechos ocurrieron, pueden ser documentos con mayor o menor objetividad, pero son la prueba de que algo hubo.

Un abrazote.

MucipA dijo...

Forner:

Ya sé que lees mucho más que libros fantásticos, no me cabe la menor duda, y lo he descubierto por una serie de conversaciones que hemos tenido.

Nos vemos pronto y charlamos de todo esto con una cerveza en la mano. :-D

MucipA dijo...

Boris:

Yo no tenía ni idea antes de leer este libro de la existencia de la logoterapia y ahora ya me suena el término y puedo ubicar esta palabra dentro del campo de la psicología.
Gracias a ti por tu interés.

MucipA dijo...

abril en paris:

Yo tampoco logro creer que se intentase pasar por alto una parte de la historia que, aunque es pasado, fue decisiva y en la cual se tomaron decisiones estrictamente tajantes. Menos mal que afortunadamente hay fotografías, películas y libros que dejan patente que aquello ocurrió.

¡Increíble pero cierto!

Un besito:-P

MucipA dijo...

Noe:

Jajaja! Vuelve a casa por Navidad (o, en este caso, más tarde incluso). Perdona por haber tenido el libro tanto tiempo. Es que quería tenerlo hasta que publicara este post y la cosa ha tardado un poquito. Pero todo llega ("y todo pasa" -con voz de Serrat- "pero lo nuestro es pasar").
Me llena de satisfacción tu comentario, porque así eres tú la que con tus palabras recomiendas también el libro -ya que eres la que me lo descubriste- y además aportas un punto de vista muy interesante.
Si lo relees que lo disfrutes y ya hablaremos de las nuevas conclusiones en persona.

Besos!!

Otra vez a viajar al olvido dijo...

Que lindo llegar aqui...

MucipA dijo...

Otra vez a viajar al olvido:

Gracias por tu visita.

Un saludo