.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

domingo, 7 de febrero de 2010

El haiku


El lector de un haiku tiene que perderse en él, como en la naturaleza, tiene que dejarse caer en él, perderse en sus profundidades como en un cosmos, donde tampoco hay un arriba y un abajo..." "Con sólo tres puntos de observación, los poetas japoneses fueron capaces de expresar su relación con la realidad. No la observaron simplemente, sino que sin prisas y sin vanidades buscaron su sentido eterno...". (Andrei Tarkovski)




Puede que muchos de nosotros hayamos leído alguna vez un haiku o hayamos escuchado hablar al respecto. A poco que busquemos en internet nos encontramos con que:
Un haiku trata de describir de forma muy breve una escena, vista o imaginada. El haiku aspira a captar el momento, el aquí y ahora, de una forma tan radical que los límites entre el observador y lo observado, el sujeto y el objeto se disuelvan, para procurar, en sus mejores manifestaciones, una experiencia mística de no dualidad, de totalidad.
”Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”Esta definición la dio el gran poeta japonés Matsuo Basho, que está considerado como el padre del haiku.
Formalmente, es un poema breve, casi siempre de diecisiete sílabas distribuidas en tres versos, de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente. En la forma original del haiku predominan los sintagmas nominales, y los verbos, cuando aparecen, suelen estar desposeídos de flexiones temporales y personales.

Un viejo estanque ;
al zambullirse una rana
ruido de agua.
( Basho )


Viento otoñal.
Dentro del corazón,
montes y ríos.
(Kioshi)

Yo disfruto leyendo este tipo de poemas y, modestamente, algunas veces me he atrevido a escribir alguno:

Suenan las voces,
surge luego el silencio,
ya no hay palabras.
(Mucipa)


Tac, tic tac, tic, tac;
hay poco tiempo,
tan solo unos segundos.

(Mucipa)

Os reto a inventar uno. Sólo lleva unos minutos...

22 comentarios:

Noe dijo...

Hola Mucipa!
Me complace enormemente y me llena de euforia ver que respondes fielmente a todos mis comentarios y que sigues escribiendo nuevas entradas que producen un estallido de inspiración en mí. jajaja

Fuera "peloteos", me alegra mucho que te hayas decidido por los haiku, había leído alguno anteriormente, pero desconocía éstos datos que aportas sobre ellos.

En especial el de Kioshi me ha despertado muchos sentimientos, parece mentira como apenas ocho palabras pueden expresar y decir tanto. Creo que precisamente eso es lo que les hace tan ricos. El lector puede dar mayor rienda suelta a su imaginación y surgiran muchas más interpretaciones, que tal vez en un poema más largo, y probablemente más descriptivo, no salgan a la luz.

Si tu nos retas, yo no puedo obviarlo, así que he hecho un esfuerzo y lo he intentado, aunque no ha salido gran cosa...
Seguiré esforzándome, pero de momento creo que me merezco un... PA (Progresa Adecuadamente), no?


Horas de llanto,
soledad y tristeza,
amar, amargura.


Abrazos y UN beso

MucipA dijo...

¿Qué tal, Noe?
Me llena de total admiración y es francamente agradable para mí disponer de tal comentario (el tuyo) dentro de tan enorme brevedad desde la publicación de mi última entrada. No hay hecho que me llene más en este mismísimo instante. Jajaja.

Debo decir que mi último haiku tiene al revés el número de sílabas, puesto que queda como 5-5-7, cuando lo habitual es 5-7-5. Por tanto, podría ser de la siguiente manera:

Tac, tic tac, tic, tac;
tan solo unos segundos,
hay poco tiempo.

Cambiando la frase ya cumple con la estructura típica, aunque pequeñas variaciones son posibles siempre y cuando se trate de un total de 17 sílabas (incluso si tiene alguna más o menos también puede servir, no vamos a ser tan estrictos dentro del mundo de la poesía).

Te diré que para mí el mejor de los haikus es el tuyo, es el que más sentimiento recoge para mí aquí y ahora, en el momento en que estoy escribiendo esto. El amor nos hace sentir tantas cosas...

Tal vez me pilla en un momento flojo, en un estado de ánimo por los suelos, en un domingo que ya acaba, y es por eso que me vienen otros haiku como el siguiente:

Hoy es domingo,
de repente ya no está,
lágrimas brotan.

Creo que tu haiku y éste tienen elementos comunes. A mí al menos es lo que me ha inspirado...

Te pongo matrícula de honor!

Un abrazo fuerte y un besote!

Noe dijo...

Los tres haikus que has publicado son increíbles.
El primero, es... eres tú! Es tu estilo de escribir, tu forma, tu... simplemente tú.

El segundo me gusta y me hace sonreír porque me recuerda nuestras conversaciones sobre el tiempo, y lo fugaz que pasa.

Referente a este último haiku que has escrito, tal vez tienes razón y las circunstancias hayan querido que fuera tan triste, pero no por eso deja de ser hermoso. Todo el sentimiento que has puesto en él se transmite y lo hace intenso, profundo, precioso.

Muchas gracias por la matrícula de honor es mucho más de lo que esperaba y merezco.

Un abrazo enorme y un beso

majaranda13 dijo...

Hola!
Me gusta mucho el tema de esta semana, pero como me va a ser imposible superar la
matrícula de honor de Noe, prefiero leer los vuestros. De todas formas, no me siento inspirada.Enhorabuena por los haikus, son preciosos...aunque muy tristes.
Espero que vuelva la alegria en vuestros corazones.
Un beso.

Noe dijo...

Majaranda, seguro que si lo intentas consigues superarla de sobra, no te preocupes.
Inventaremos una nota superior a la matrícula de honor para tu haiku.
Espero que te animes y escribas pronto uno, de lo contrario me enfadaré...

Besos

Noe dijo...

Por cierto, se me olvidó comentar que en un principio el haiku que había escrito era:

Horas de llanto,
soledad y tristeza,
amar, amargo.

De ésta manera si cumple el 5-7-5, pero después me acordé de una canción de Sabina (creo) en la que dice... "amar es el empiece de la palabra amargura" y al final me decidí por amargura.

Aunque es cierto que lo correcto sería amargo, que además tiene mejor rima con llanto. Dejo abierta esta última línea.

Majaranda, de verdad que me interesa mucho leer un haiku tuyo, y aunque los nuestros sean tristes no significa que sea malo, pues sin amar no hay amargura.
Por esa razón los encuentro tan bonitos, porque en el fondo entrañan un gran amor.

Un beso.

Scotty dijo...

Muy interesante. No sabía lo que era un haiku.

saludos cordiales...

macufeliz dijo...

qué bueno que me traigas a la memoria estas pequeñas joyas poéticas! en la universidad, en una clase de no recuerdo qué asignatura, me hablaron de los haiku y me sorprendieron muy gratamente. sin embargo, por cosas de la vida, cayeron en el olvido de mi memoria y sólo hoy han vuelto a mi presente. gracias!

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el tema de los haikus, no los conocía pero reconozco que ahora siento curiosidad por hacerlo.

MucipA dijo...

Hola, Noe!
Gracias por tu análisis y tu psicoanálisis. Sabes que tu opinión cuenta muchísimo para mí y tus comentarios son igual de profundos que tus haikus.
Gracias por estar ahí siempre y por tu comprensión. Es muy entrañable todo lo que escribes y transmite un montón de sentimientos.
Te voy a subir la matrícula de honor (pero aún no sé qué nombre darle).
Un besazo y un abrazote!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Hola a todo el mundo (Scotty, qué alegría verle por estas tierras)
Como hacer haikus no es lo mío, me voy a atrever a recomendaros un libro de Alejandro Jodorwsky llamado "El dedo y la luna" que son haikus que harán vuestras delicias.
Un saludo

MucipA dijo...

Hola, Majaranda!
Espero que pronto te sientas inspirada y nos deleites con algún haiku tuyo. Yo también te animo y, si se te ocurre alguno alegre, no dudes en plasmarlo. Y si no es alegre pues también.
Espero leerte pronto!
Un beso enorme!

MucipA dijo...

Bienvenido, Scotty!
Si Crowley le habla de usted no me voy a permitir romper el protocolo y le diré en el mismo registro que es un placer tenerle como seguidor.
Ahora ya puede disfrutar de los haikus, incluso escribir alguno.
Un saludo

MucipA dijo...

Anónimo, me alegro de haber despertado tu curiosidad. Yo también tengo curiosidad por saber quién eres. Apunta el libro que recomienda Crowley (El dedo y la luna,de Alejandro Jodorwsky), puede ser un buen punto de partida.
Un saludo

MucipA dijo...

Hola, Macufeliz!
Me alegro de que el recuerdo de los haiku sea grato para ti. Y que vuelvas a disfrutar de ellos siempre que te apetezca.
De nada!

MucipA dijo...

Hola, Crowley!
Había que mojarse, eh? Pero te voy a pasar por alto lo de no aceptar el reto porque nos has iluminado con tu recomendación del libro... Anotado queda.
Gracias una vez más!

Jorge Luis Freire dijo...

los haikus son un buen punto de partido para iniciar ciertos tipos de meditación. Son muy útiles en derribar todos esos condicionamientos que nos hacen -a nosotros los occidentales- tan dicotómicos y binarios.

Anónimo dijo...

Esta tarde estaba paseando y he pasado por delante de una librería y sin pensarlo dos veces he entrado y he preguntado por el libro de Alejandro Jodorowsky.
Ha sido una suerte, porque les quedaba un sólo ejemplar. Ahora ese ejemplar esta en mi casa.
Muchas gracias por recomendarme este libro.

MucipA dijo...

Hola, Jorge Luis!
Muy interesante tu aportación. Y sí, es cierto que nuestra forma occidental de pensar es dual y no total como el pensamiento oriental.
Pero, si intentamos escribir algún haiku, podemos acercarnos a esa totalidad poco dada en nuestra cultura.

MucipA dijo...

Hola, Anónimo!
¡Vaya suerte la tuya! Disfruta el libro y, si hay algún haiku que te llame mucho la atención, no dudes en escribirlo aquí para compartirlo con tod@s nosotr@s, que yo todavía no tengo el libro...

LILIANA G. dijo...

HOLA
LO MIO NO ES EL ARTE DE ESCRIBIR, LO MIO ES LA FOTOGRAFIA POR ESO ME ATREVO A PEDIRLES QUE PASEN LOR MI BLOG ,LAS MIREN Y ESPERO SE INSPIREN EN ESCRIBIR COSAS BONITAS QUE A MI NO ME ES FACIL EXPRESAR CON PALABRAS, LAS ESCRIBEN EN MI BLOG ASI MIS SEGUIDORES SE DELITAN CON SUS POEMAS O HAIKUS,
UN BESO DESDE ARGENTINA

Amelia dijo...

Pues, como regalo de bienvenida y de encuentro, aquí te dejo un par de los míos:

DUERME LA TARDE
EN SU REGAZO TIBIO
Y CAE UN LIBRO.


LA NOCHE ESTIVAL
REGALA LUCIÉRNAGAS
Y NUEVOS VERSOS.


Un beso.
Amelia