.posthidden {display:none} .postshown {display:inline}

sábado, 8 de mayo de 2010

NoaNoa (Kaija Saariaho)

A continuación incluyo unos extractos de NoaNoa, obra de la compositora finlandesa Kaija Saariaho para flauta y electrónica.
Hace unos 3 años aproximadamente pude observar en el conservatorio la partitura de esta obra al mismo tiempo que escuchaba una grabación de la misma. Me pareció una composición que integra muy bien la gran cantidad de efectos que pueden llegar a realizarse con una flauta travesera junto con las inmensas posibilidades que nos ofrece la electrónica. Cada sección enlaza perfectamente con la siguiente y esto da la sensación de continuidad y unidad en la obra.
¡Juzgad vosotros mismos!





Respecto a su biografía, extraída de la wikipedia, es interesante saber que:
Kaija Saariaho (Helsinki, 14 de octubre de 1952) es una compositora finlandesa. Nació en Helsinki y estudió música en la Academia Jean Sibelius. Posteriormente mejoró sus conocimientos en Freiburg (bajo la dirección de Brian Ferneyhough y Klaus Huber) y en el IRCAM en París. Su trabajo en la década de los ochenta y noventa está remarcado por un énfasis en el timbre y en el uso de la música electrónica nacida de instrumentos tradicionales, esencialmente de la cultura nórdica y oriental. Nymphéa (Jardín secreto III) (1987), por ejemplo es un cuarteto de cuerda con música electrónica. A partir de finales de los noventa fue cambiando hacia posiciones más melódicas. Sus estudios en el IRCAM tuvieron una gran influencia en su música y sus texturas, característicamente lujosas y misteriosas, son creadas a través de una mezcla de música en directo y producciones electrónicas. Aunque la mayoría de sus composiciones son obras de cámara, desde mediados de los noventa ha evolucionado hacia unas obras de mayor fuerza y estructuras más amplias, tales como óperas, Salzburg Festival (que se estrenó en los Estados Unidos en 2002), y Oltra mar, solicitada por la Orquesta Filarmónica de Nueva York. Su segunda ópera Adriana Mater fue encargada por la Opera Nacional de París para 2006.
Ha ganado el Prix Italia y, en 1989, el Premio Ars Electronica. Ha recibido también menciones del Lincoln Center y del IRCAM.
En el año 2000 ganó el Nordic Council Music Prize por su trabajo Lonh para soprano y música electrónica.

10 comentarios:

ANRO dijo...

Fascinante y estraña. Son los dos calificativos que le pongo a esta pieza.
Así que amiga Mucipa(perdona en mi último comentario por cambiarte el nombre) intuyo que te interesa la música.
Precisamente, y ya que hablamos de músicos finlandeses, tengo dos entradas para escuchar a Sibelius (tres de sus sinfonías) en la Philarmonic de Berlin el próximo 21 con la Berliner. Creo que va a ser un trance emocional más que notable. Ya contaré a mi vuelta.
Un abrazote.

Ryoga dijo...

me gusta mucho el particular sonido de esta composición.no conocia a Kaija Saariaho pero parece ser una artista interesante

majaranda13 dijo...

Me gusta.Ya sabes que soy un poco "clásica" en lo que se refiere a la musicalidad,pero esta composición me ha gustado mucho.
besos.

Noe dijo...

Hola Mucipa!

He escuchado esta obra y me ha gustado mucho. La verdad es que la flauta es un instrumento que siempre me ha despertado un gran interés pero le atribuía otros adjetivos, más dulce, cálida, tierna... pero ésta pieza ha añadido adjetivos totalmente contrarios a los que yo pensaba.

Era una intriga contínua, me recordaba a los sonidos que podrían oírse en una enigmática noche en la selva.
La verdad es que ha cambiado mucho mi forma de pensar acerca de éste instrumento.

Te felicito! Sigues sorprendiéndome y descubriéndome cosas fascinantes.

Un beso!

MucipA dijo...

Hola, ANRO!
Intuyes muy bien. EL mayor interés en mi vida es la música, sobre todo si se trata de música clásica y contemporánea, pues me dedico a ello.
¡Qué suerte tienes de poder disfrutar a Sibelius con la Philarmonic de Berlín! Ya contarás qué tal.
Un abrazote.

MucipA dijo...

Hola, Ryoga!
A mí sí que me parece interesante y me alegro que coincidas con esta opinión.
Un saludo.

MucipA dijo...

Hola, majaranda!
Qué bien que te haya gustado, ya veo que vas abriendo horizontes a las propuestas musicales contemporáneas.
Un beso!

MucipA dijo...

Hola, Noe!
Ya ves, el siglo XX y XXI está repleto de nuevas propuestas musicales que rompen esquemas y no dejan de ser sorprendentes. Desde mi punto de vista, ningún instrumento es dulce o agresivo. Todos pueden ser ambas cosas dependiendo del objetivo del compositor al escribir su música.
No me felicites, porque tú también me descubres cosas fascinantes y te lo agradezco de corazón.
Un beso y hasta pronto!

Noe dijo...

En parte creo que tienes razón con lo de que ningún instrumento es dulce o agresivo, sin embargo, por lo general a la flauta se le dan melodías que incitan a adjetivarla de ésta manera.
Todo es según el cristal con el que se mire, hasta ahora yo siempre había mirado la flauta con un cristal limpio y cálido, ahora he descubierto que a través del cristal de una botella rota también se ve la misma flauta, y que es igual de preciosa.
Un beso!

MucipA dijo...

Noe, me fascina poder hablar de este tema contigo.
A mí no se me hubiese ocurrido mejor metáfora que la del cristal de una botella rota, así que creo que lo has expresado muy bien.
Casi todo es subjetivo en este mundo en el que vivimos, y la forma de tomarse las cosas sin duda hace que seamos más o menos felices en función del cristal que nosotros elijamos.
Un beso muy fuerte!